El arte del mínimo esfuerzo - Barbara Berckhan


¿Por qué matarse trabajando si también puede hacerse con menos esfuerzo?


En este libro “EL ARTE DEL MÍNIMO ESFUERZO” de Barbara Berckhan, aprenderemos a trabajar de manera inteligente.


Deja de ser tan aplicado; en vez de trabajar duro, hazlo con inteligencia. Porque con menos fatiga también podrás conseguir mucho.
Descubre cómo domar los pequeños quehaceres molestos y cómo parar los pies a los devoradores de energía, cómo dominar tranquilamente un montón de trabajo y cómo mantener la calma en situaciones estresantes.


En este libro encontrarás consejos útiles para gozar de una vida relajada. Libérate de tanta obligación y disfruta de una existencia fácil.


Barbara Berckhan es pedagoga diplomada y colabora en proyectos científicos de la Universidad de Hamburgo. Especialista en PNL, trabaja como consejera en situaciones conflictivas para varias empresas y asociaciones. Dirige seminarios sobre intercomunicación personal y cursos para directivos.


Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:


  • Las pérdidas repentinas de oído, el infarto y el endurecimiento del alma siguen siendo los riesgos y los efectos secundarios que acarrea la obsesión por el trabajo.
  • Hcer mucho no conduce automáticamente a tener mucho éxito o muchos ingresos. Al contrario. Llega un punto en el que hacer cada vez más nos reporta cada vez menos.
  • La creencia de “con mucho se consigue mucho” es simplemente falsa. Se consigue con lo adecuado.
  • Stephen Covey: “hacer más cosas más deprisa no equivale a hacer lo correcto”.
  • En vez de trabajar duro, trabaja con inteligencia.
  • Si quieres una vida fácil, simplifica tu vida cotidiana. Líbrate del lastre. De las cosas que te roban tiempo y energía.
  • Las tareas poco importantes no son ninguna pequeñez. Cuando llegan a ser excesivas, nos bloqueamos. No queda tiempo para las grandes cosas.
  • Analiza todas las obligaciones que has asumido para saber si estás dispuesto a seguir con ellas.
  • Al asumir una nueva obligación, piensa que eso te supondrá tratar con un saco lleno de insignificancias.
  • La mayoría de las insignificancias pueden resolverse con poca energía. Guarda tu esmero para las cosas importantes.
  • Todo lo que no hayas tenido en tus manos durante un año es un buen candidato para tirarlo.
  • No busques la perfección, sino lo esencial.
  • Quienes tienden al perfeccionismo, son un imán para las cosas sin importancia.
  • Las tareas poco importantes deben estar al final, nunca al principio.
  • Ladrones de energía, personas y situaciones que te sacan de quicio.
  • Rumores y comidillas; fanfarrones y faroleros; apresurados y ajetreados; historias interminables de problemas y miserias. Son un auténtico devorador de energía.
  • El exceso de trabajo tiene que ver con un sistema de respuesta automática. Hablar más y negociar, en vez de encargarse de todo automáticamente.
  • Jiddu Krishnamurti: “Vivir sin esfuerzo no significa estancarse, ser vago o tonto; al contrario. Las personas sabias, extraordinariamente inteligentes, son las que realmente están libres de todo esfuerzo y fatiga”.
  • Para tener éxito no necesitas esfuerzo sino ingenio.
  • Toda fatiga innecesaria surge de la fricción. Esa fricción se produce cuando decimos “sí” y “no” a la vez a un trabajo. Nos obligamos a hacer algo que no nos gusta.
  • Si haces lo que te gusta, trabajarás sin esfuerzo, sin resistencia anímica.
  • Si quieres vivir y trabajar sin esfuerzo, persigue lo que te apasiona.
  • Te será más fácil realizar los trabajos desagradables si no opones resistencia. En la práctica, se trata de que te  concentres en lo que hay que hacer sin pensar que no te gusta el trabajo. No le prestes atención al “no”, y hazlo.
  • Douglas Harding: “Lo fácil es seguir el camino”.
  • El secreto del disfrute está en la infancia. Al llegar a la edad adulta, nos esforzamos por ser serios e importantes. Y apartamos todo lo que no sea jugar.
  • David Kundtz: “No hacer nada significa en realidad estar haciendo algo muy importante. Permite que la vida suceda: tu vida. No hacer nada es verdaderamente esencial”.
  • Dejarse llevar por la pereza no significa no mover ni un dedo; simplemente, significa no estar sometido a una presión ni obligado a rendir, no producir nada y dejar de ser una rueda en el engranaje.
  • Hacer demasiadas cosas atrofia la inspiración.
  • La pereza es la puerta que conduce al placer. Y el pacer es una auténtica riqueza.




referencias
http://losmejoresaudiolibrosgratis.blogspot.com/2012/02/el-arte-del-minimo-esfuerzo-barbara.html
http://raulbarraltamayo.wordpress.com/2011/08/12/el-arte-del-minimo-esfuerzo-de-barbara-berckhan/
http://www.navarra.es/home_es/Temas/Turismo+ocio+y+cultura/Bibliotecas/Recomendamos/Adultos/2011/Judo+con+palabras.htm
Esta información ha sido extraida de un lugar público mencionado arriba, al usar esta información, abondonara esta web y se dirigira a una web externa y ajena a este sitio. No nos responsabilizamos por el uso que le diera a la información aquí brindada. Toda esta información es propiedad de sus respectivos autores y editoriales. Las imagenes son propiedad de sus respectivos autores, nosotros solo lo usamos con un fin informativo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

PDF (Acrobat Reader) | LIT (MS Reader) | DOC (MS Word) RAR (Winrar) | ZIP (Winzip) Creative Commons License
Estas obras estan; bajo una licencia de Creative Commons.
top